Transcript: 08 - La importancia de un análisis previo antes de cualquier inversión — con Tatiana Muñoz Jean Baptiste
Luis:

Hoy, nos acompaña Tatiana Muñoz Jean Baptiste. Tatiana es una Ingeniera Comercial y tiene una maestría en Gestión de Proyectos con especialización en Administración. Hoy día es una feliz emprendedora que busca impulsar a otros. Ella se describe como una mujer aguerrida y soñadora.

El propósito de este episodio es la de informar a nuevos emprendedores y dueños de negocio sobre la importancia de un análisis previo antes de cualquier inversión. Como primer punto, estaremos hablando sobre las decisiones y el riesgo que estas traerían por haberlas tomado incorrectamente. A ver Tatiana que nos podrías ampliar sobre este tema.

Tatiana:

Cuando tomamos decisiones en nuestras vidas, siempre vamos a tener consecuencias. Hay consecuencias positivas y consecuencias negativas y sobre todo cuando tomamos la decisión de invertir caemos en el tema de que tenemos que evaluar que esa decisión que hemos tomado de invertir no se vea en riesgo.

Es decir, que no se pierdan los esfuerzos que hemos hecho en el proceso de lograr los objetivos que deseamos. Es por eso que es tan importante al momento de emprender o invertir que tenemos que saber evaluar todo a nuestro alrededor de la idea de negocio que tenemos.

Por muy pequeña o grande que sea, siempre debemos saber que nuestras decisiones van a impactar positiva o negativamente en lo que estamos haciendo y sobre todo en las finanzas, porque al final, cuando tomamos la decisión de emprender o invertir lo que buscamos es un beneficio económico. Entonces este beneficio económico se puede ver en riesgo si no tomamos buenas decisiones.

Siempre que vamos a emprender o invertir, tenemos que empezar por hacer un análisis que se le conoce normalmente como análisis de mercado. Esto nos permite identificar que hay una necesidad en el mercado, la cual nosotros queremos cubrir.

Allí es donde vamos a hacernos cuatro preguntas básicas. Estas preguntas son: la primera ¿qué? y es que quiero ofrecer un o un servicio y siempre que nos preguntemos el ¿qué? tiene que ser algo con lo cual nosotros estemos relacionados. Segundo, tenemos que preguntarnos ¿a quién se lo voy a ofrecer? es ahí donde evaluamos quién va a ser nuestro cliente, ¿cuál va a ser nuestro mercado objetivo? o nuestro nicho como se le conoce realmente. Tercero, tenemos que preguntarnos ¿cómo lo vamos a hacer? ¿cómo vamos a ofrecer ese producto? ¿cómo vamos a ofrecer este servicio? ¿qué implica? Y es más que todo cuando evaluamos una relación calidad precio.

Y, por último tenemos que evaluar ¿dónde? El dónde es cuando analizamos en qué espacio lo voy a ofrecer, ¿en qué lugar?, en qué punto de la geografía de mi país o de una región yo lo voy a ofrecer y esto es muy importante. También evaluar cuál va a ser nuestro canal de venta, porque bueno, hoy en día todo ha cambiado tanto que inicialmente por lo menos un emprendedor, no inicia invirtiendo per se en un local o en un lugar formal, sino que lo hace a través de plataformas muy conocidas hoy en día y es por esto es que tenemos que saber cuál va a ser nuestra mejor plataforma y ya hoy en día hay muchas herramientas que nos permiten evaluar de acuerdo a la segunda pregunta que es el ¿a quién?, hay herramientas que nos permiten evaluar según el rango de edad cual es nuestro mejor canal de venta en el caso de que sea digital.

Luis:

Has tocado unos puntos muy importantes que son clave para cualquier persona que quiera iniciar una empresa. Preguntas como ¿qué? ¿quién? ¿cómo? y ¿dónde? son esenciales para cualquier emprendedor. Y esto lo digo porque estas preguntas te ayudarán a conocer más tu público meta y saber más sobre tus debilidades y fortalezas como empresa.

Sin embargo, yo agregaría otra pregunta que es el ¿por qué? ¿Por qué existes? ¿Por qué a la gente debería importarle que tú abras esta empresa? y te daré un ejemplo, imagínate una fábrica de anillos y le preguntamos a esa fábrica de anillos ¿por qué existe? ¿No? Lo más seguro que te diga es porque somos la mejor fábrica de anillos. El público lo que quiere es que claro, todo el mundo dice eso o tal vez esta fábrica de anillos puede decir que tendrá o tiene la mayor selección de anillos. El público lo que dirá, es cierto, pero yo solamente necesito uno y el resto se lo compro a la competencia. También puedo decirte que tendrá tiene el mejor servicio al cliente y para eso tendrá que comprobarlo.

Para muchas empresas responder el ¿por qué? es muy difícil, pero saber el ¿por qué? te hará entender que te hace diferente al resto y la razón de tu existencia. Yo pienso que ese ¿por qué? También tiene que conectar con tu pasión y tu amor por lo que haces.

Ahora mi pregunta es ¿qué opinas tú sobre iniciar en algo que te guste, algo que te apasione, la razón de tu existencia? ¿Qué opinas de esto Tatiana?

Tatiana:

En el primer punto, cuando les comenté sobre el ¿qué? básicamente cuando yo decido ofrecer ya sea un producto o un servicio, les comentaba o te comentaba Luis, que hay que conocerlo y ¿por qué hay que conocerlo? porque si nos vamos a aventurar sobre una rama desconocida totalmente para nosotros, el riesgo de pérdida o el riesgo de que tengamos consecuencias negativas va a ser mayor.

Es por esto que yo siempre digo que uno cuando decide invertir o emprender, uno tiene que amar lo que hace. Tienes que tener pasión por lo que estás haciendo. Tienes que saber que vas a necesitar muchos conocimientos, que cuando involucras lo que tienes en tu cabecita, tus conocimientos y lo que tienes en tu corazón te van a ayudar a salir adelante. ¿Por qué? porque si yo hago algo que no me gusta, que no me apasiona, no voy a ser determinante en mis objetivos. No voy a luchar por lo que quiero conseguir, entonces es ahí donde se involucra en parte los sentimientos porque si yo soy buena en algo y a mí me gusta ese algo, entonces yo voy a dar lo mejor de mí hacia mis clientes.

No solamente se trata de la primera necesidad que es cubrirla, sino también que tu entorno, tus clientes, al final sepan que lo estás haciendo con tanto amor y tanto empeño, que eres bueno y te destacas por eso, además de que generas una conexión entre tu empresa o tu emprendimiento y el cliente.

Luis:

Excelente. ¿Qué otras cosas deberían tomar en consideración estos nuevos emprendedores?

Tatiana:

Adicional a un análisis de mercado, también tenemos que hacer un análisis de nuestras ventajas y desventajas. Esto en economía, en administración se le conoce como un análisis FODA. El análisis FODA nos permite conocer como sus siglas lo indican nuestras fortalezas, o sea, ¿qué tengo yo? ¿en qué soy buena? o ¿qué ventajas? tiene mi empresa que me van a ayudar a hacerlo mejor, a salir adelante, a lograr esos objetivos. Segundo, están las oportunidades que vienen siendo una relación con lo que tengo en mi exterior, o sea, lo que no está ligado per se a mi empresa, a mi operativa y las oportunidades son del mercado. Uno toma las oportunidades del mercado.

Hay situaciones que se dan a lo externo de lo que nosotros hacemos o de nuestra empresa que nos lleva a aprovecharlas. El aprovechamiento de esas ventajas nos va a permitir tener y salir adelante, lograr objetivos en un menor tiempo y alcanzar lo que nos hemos estado proponiendo. Adicional a eso, también parte del análisis incluye conocer mis debilidades. Yo debo conocer en qué soy fuerte, pero también debo conocer en qué soy débil, ¿qué desventajas yo tengo? ¿en qué parte del engranaje de lo que emprendí o decidí invertir? ¿en qué partecita no la tengo completa? no lo hice al 100 por ciento y sé que ahí puedo tener fallas y también debo conocerlas.

Por último, el análisis también implica conocer nuestras amenazas. Igualmente, que las oportunidades, las amenazas vienen un poco relacionadas con nuestro entorno. Es decir, cuando tengo nuevos competidores, cuando el mercado se está llenando de personas que quieren competir en el mismo rubro, por un mismo nicho, la cosa se empieza a poner un poquito más apretada y eso tenemos que saberlo.

Tenemos que saber ¿qué espacio tiene nuestro mercado? Tenemos que saber que si hay alguna legislación que se relaciona con nuestro rubro, vamos a tener un poquito de amenazas entonces todo eso es muy importante que lo conozcamos, que lo tengamos claro, porque cuando uno tiene el mapa claro, uno puede anticiparse a cualquier cosa que pueda pasar o saberlo manejar de una mejor forma y salir adelante y que tu emprendimiento o tu inversión no se vea afectada.

Luis:

Ciertamente, muchos emprendedores hoy en día, bueno, al inicio siempre toman en consideración esta parte del análisis, sin embargo, se enfocan mucho en las fortalezas que tienen, en las oportunidades que ven y puede que en el nicho la amenaza que existan pero es muy difícil para ellos poner en papel las debilidades que ellos tienen como emprendedor y las debilidades que esa empresa tendrá en un futuro cercano; pero eso es donde vamos que donde hablaremos de los riesgos que uno puede tener si uno evita o no discute o no trata de ponerle el debido tiempo a todos los pasos pertinentes antes de tomar una decisión.

Hablemos del riesgo. Este es un tema que realmente me interesa. A ver Tatiana, cuéntanos.

Tatiana:

Como dije al inicio, todas nuestras decisiones tienen consecuencias positivas y negativas. Normalmente nosotros asumimos o nuestro cerebro por todas nuestras enseñanzas, nos dice que el riesgo es negativo y no siempre es así. Como les dije, si nosotros sabemos anticiparnos y tenemos un mapa completo de todo lo que puede pasar alrededor de nuestra organización, llámese empresa o emprendimiento, vamos a poder tomar esos riesgos y traducirlos en algo positivo. Si bien es cierto, tenemos que saber que el riesgo está asociado a la actividad que nosotros estamos.

Un riesgo representa para un emprendedor o para un inversionista una situación, una circunstancia que debe estar asociada a lo que nosotros nos dedicamos. A nuestra operativa. Adicional a eso, el riesgo implica que no hay una solución inmediata. Si bien yo puedo conocer cuáles son mis alternativas para sobrellevarlo, para aminorarlo; yo tengo que saber, que un riesgo para mí es algo que yo no puedo solucionar inmediatamente.

También es cuando eso genera un impacto significativo en lo que yo hago y adicional a eso puede entorpecer, obstaculizar, dificultar o postergar cualquiera de mis procesos. Es por esto que cuando yo conozco mis riesgos, yo identifico mis riesgos, yo tengo mayor capacidad para minimizarlos. Yo puedo saber en qué momento, a lo largo de mi operación, voy a tener cierto riesgo, como enfrentarlo y porque puede darse ese riesgo. Es muy importante que nos hagamos esas preguntas cuando, como por ejemplo la pandemia. Creo que a todos nos enseñó cuando se da una situación de éstas la operativa a nivel de suministro se ha visto afectada por un tema de logística. Entonces, quizás anteriormente nadie consideraba que pudiéramos tener una pandemia porque no era algo que se había dado anteriormente a la magnitud como se dio ahora.

Entonces, si ya conocemos que esta situación se puede dar, sabremos que ahora yo tengo que saber identificar todo, las complejidades que se puedan presentar o todos los temas se pueden presentar a partir de un tema como lo es la pandemia, todos los riesgos sociales, económicos que eso conlleva y que repercuten en toda empresa, ya sea pequeña, grande o sea un emprendimiento. Cuando nosotros logramos identificar esos riesgos, muchas veces podremos minimizarlos, podremos contenerlos y quizás otras veces vamos a tener que sobrellevarlos o traspasarlos, pero el identificarlos nos va a permitir tener una reacción rápida y eficiente sobre ellos.

Cuando vamos a identificar nuestros riesgos, tenemos que saber primeramente que los riesgos vienen de dos lados: a nivel interno y a nivel externo. A nivel interno están muy relacionadas con nuestra operativa, con todo lo que nosotros hacemos día a día y a nivel externo, con cosas que no están relacionadas a nuestra operativa, pero que sí impactan en ella, así como lo fue por lo menos en este caso la pandemia.

Adicional a eso, tenemos que saber que hay muchísimos riesgos normalmente conocidos y ya estudiados, pero hay cuatro riesgos que para mí son básicos que un emprendedor y un inversionista conozcan. El primero de ellos es el riesgo estratégico y ese es el que está mucho más relacionado con lo que dijimos al principio, la toma de decisiones. Entonces, lo que yo vaya decidiendo en el camino es mi estrategia, es mi plan estratégico, es por eso por lo que es tan importante que nosotros plasmemos nuestras ideas, plasmemos ¿a dónde quiero llegar?, ¿qué quiero hacer? porque eso nos va a permitir contener estrategias para alivianar o para solventar cualquier situación que se nos dé en el camino. Y cuando yo no logro ser prudente en términos de tiempo, al tomar una decisión o al aplicar una estrategia, yo puedo caer en lo que se llaman las fallas de respuesta. Es decir, surgió el riesgo, pero yo no supe atenuarlo a tiempo, no supe tomarlo a tiempo y contenerlo o aminorarlo.

Luis:

Es muy interesante lo que dices. Mencionaste la palabra “asumir” haciendo referencia a como los seres humanos acostumbramos a suponer cosas sin tener la información correcta. También utilizaste la actual pandemia, como ejemplo, con el fin de puntualizar que muchos no habían tomado en consideración una situación como esta y por ende nunca estuvieron preparados.

He tenido algunas conversaciones con colegas de la industria y hemos hablado por lo menos en el caso de la industria del turismo, enfocándonos en las tiendas de souvenirs, por ejemplo, siempre esperaban que los turistas pasaran por sus tiendas y compraran sus productos, pero nunca pensaron o se preguntaron ¿qué pasaría si esos mismos clientes, esos mismos turistas no aparecerían?

También mencionaste, el riesgo estratégico y la relación que este tiene con la toma de decisiones. También comentabas que la estrategia es básicamente lo que se vaya decidiendo en el camino. Por lo menos preguntas como ¿a dónde quieres llegar? ¿qué quieres hacer? Y el como ser prudente en términos de tiempo.

Si lo vemos de un punto de vista de marcas que es a lo que me dedico, muchos emprendedores y dueños de negocio acostumbran a tomar decisiones sin tener ningún tipo de estrategia, que es lo que mencionaba anteriormente con referencia as las tiendas de souvenirs. Muchas veces las decisiones son basadas en suposiciones.

Pero ¿a dónde quiero llegar con esto?, muchas veces me piden un logo. Recuerda que esto lo estoy hablando desde el punto de vista de marca, ¡sí!

Muchas veces me piden un logo porque creen que necesitan uno para abrir una empresa o una página web basado en el mismo pensamiento, pero como pueden saber si necesitan un logo o una página web si aún no conocen sus clientes, si no saben ¿dónde están, no saben que les gusta, qué voz tiene la empresa, qué tono tiene la empresa, que tipo de imágenes deberían utilizar?

Primero debe haber un pensamiento, como lo mencionabas anteriormente. Debe haber un plan, un plan de acción. ¿Cómo vas a hacer esto? ¿en qué momento lo vas a hacer? ¿qué decisiones debes tomar cuando llegues a ese punto o cuando llegue ese momento?

¿Qué más puedes agregar sobre el riesgo estratégico y las decisiones que debemos tomar?

Tatiana:

Sí, es por eso, es súper importante que nosotros tengamos como un plan de acción. Yo sé que hay situaciones en la vida que son súper diferentes, súper adversas y que quizás no nos podamos ni imaginar que pudiéramos pasar, pero siempre debemos tener un plan de acción. Siempre, cuando se trata del tema de dinero, de poner el dinero en algo, hay que estar súper claro. Como te dije al inicio que, si tomamos una decisión incorrecta, si no actuamos en tiempo, esa inversión se va a perder. Esa inversión se va a ver afectada.

Entonces, por lo menos en el caso de un emprendedor, es ese tipo de riesgos los que hacen que la gente diga, sabes que, esto no es lo mío y quizás no es que no es lo suyo, es que no supiste darle respuesta a algo que sucedió en el momento y que lo que hiciste fue decir, esto no es conmigo, esto no va conmigo, yo no puedo con esto y no, o sea en la vida todo se trata de ir hacia adelante y cuando lo combinas, por eso yo decía, hay que tener amor por lo que hacemos, hay que tener pasión, porque por eso yo me describo como aguerrida, porque yo he tenido miles de situaciones adversas que sí al inicio y tal cual como emprendedora, a pesar de que lo hablé, al inicio no evalué, no contemplé y cuando me llegó el momento pero dije, sabes que no, o sea, yo no voy a echar a la borda todo lo que he hecho, todo mis esfuerzos, ¿por qué? porque yo amo esto y si yo lo amo, yo sigo adelante.

Luis:

Claro, pero esto también cae en lo que tú comentabas anteriormente sobre la parte de la debilidad. No saber tomar una decisión en su momento, porque no se habló anteriormente es una debilidad que yo como persona no quise hablar de ello o ponerlo sobre la mesa. Es muy cierto que lo que tú dices, si no seguimos en sus puntos correctamente, pues simplemente estamos arriesgando que nuestra inversión se pierda o no sea utilizada de la forma correcta.

Tatiana:

Si el riesgo es mayoría y es como bien tú dijiste, si yo no sé tomar la decisión en su momento porque no lo contemplé. ¿Por qué? porque normalmente el ser humano siempre trata de nada más ver en qué soy bueno, en qué tengo fortalezas. O sea, en esto, en esto no, pero también tenemos que reconocer cuáles son nuestras debilidades. Y es allí donde si yo logro reconocer qué debilidades tengo yo como empresario, como emprendedor y qué debilidades tiene mi empresa, yo iba a poder accionar con tiempo.

Otro de los riesgos que es súper importante evaluar hoy en día es el riesgo reputacional. Como bien lo dice la palabra, tiene que ver con nuestra reputación como personas, como marca y como empresa. Entonces eso está relacionado con el ¿cómo me ven?, ¿cómo los clientes me ven?, ¿cómo las personas que están en el nicho me ven? ¿cómo me hago reflejar? Tiene mucho que ver con un tema, por lo menos de atención al cliente. De qué le aporto yo si vendo un producto, ¿qué le aporto yo? No es solamente cubrir esa necesidad, sino también ¿qué es lo que yo te aporto más allá? ¿cuál es mi milla extra en lo que yo te ofrezco? ¿por qué de verdad yo soy bueno? ¿por qué me tienen que elegir a mí sobre cualquier otro que te venda exactamente lo mismo que yo?

El evaluar y siempre tener claro que yo tengo que defender mi nombre y mi marca, es muy importante, la imagen que yo le doy a los demás, porque eso es lo que va a hacer que el cliente llegue a ti, que el cliente te elija.

Luis:

Si me permites agregar alguito, han sido muchas las veces que he escuchado que mi producto, mi servicio me llevará al éxito porque brindo la mejor calidad. La realidad es que este pensamiento de creer que el producto o servicio por si solo puede crear una marca fuerte es cosa del pasado. Hoy en día las marcas son exitosas porque contribuyen con la sociedad, llámese mejorando la vida de las personas en comunidades, mejorando la forma en que los empleados interactúan dentro de esa empresa o ayudando con el medio ambiente y el cambio climático.

La idea de que yo como empresa contribuyo con la sociedad porque soy exitoso es obsoleta y este tipo de pensamiento perjudica enormemente la reputación de cualquier marca. Como mencionaste tu anteriormente ¿cuál es la milla extra?

Una marca debe ser más que un beneficio o un buen producto. De hecho, la confianza es más valiosa que el mismo producto. Estas tocando unos puntos muy importantes, pero por favor continua, que quiero escuchar más. ¿Qué otro tipo de riesgo tenemos que tomar en consideración?

Tatiana:

Si. También tenemos lo que es el riesgo operativo. Esto se relaciona más no tanto como un emprendedor, pero sí es bueno que conozca el término, pero sí más con cuando uno invierte en una empresa, en algo ya un poco más grande y está relacionada con la parte productiva, con la parte de los sistemas, de los procesos y del recurso humano que yo tengo, que en combinación son como un engranaje que hacen que la operativa de la empresa funcione.

Yo tengo que conocer y saber que los sistemas pueden fallar, que el ser humano puede fallar y que los procesos en algún momento, por más que los plasme, por más que haga toda una ruta del proceso en sí, tengo que saber que en cualquier momento uno de estos tres engranajes puede fallar. Y si yo me anticipo a este riesgo, si yo conozco en ¿qué puedo fallar, en qué puedo caer? Sí, ejemplo una manufacturera se dañó la máquina que hace las camisas y la persona o el técnico que la regla me dice que en dos días puedes venir.

Entonces, ¿qué hago yo para la producción? ¡No! entonces esas son las cosas que yo tengo que anticiparme. Por eso tengo que conocer cuál es el riesgo de mi operación, porque el riesgo operacional nos lleva a pérdidas económicas. Todo riesgo operacional se traduce en una pérdida económica, no como otros riesgos que, si llevan un tema de pérdida económica pero que si sabemos manejarlo prontamente, quizás la parte de la pérdida económica no sea tanto o no sea de tanto impacto como lo es un riesgo operativo.

Por último, el riesgo financiero, como les dije, estos son para mí como los cuatro principales que siempre debemos tener presentes. El riesgo financiero es aquel que tiene un poquito más de relación con algo externo, algo que, si bien la empresa debe considerar, porque a nivel de un emprendedor no se relaciona tanto porque es un poco más pequeño, pero en la parte por lo menos, la inversión. La inversión lleva un riesgo Financiero altísimo y que tenemos que cuidarla.

Factores externos como, por ejemplo: si yo pedí un préstamo para hacer esa inversión y las tasas de interés suben por realidad socioeconómica del país, sea la razón que sea, esa inversión se va a ver afectada. Una subida, una tasa de interés. Claro, en mi plan o mi mapa financiero que yo plasmé en un inicio sobre esa inversión ya no va a ser igual. Van a haber cambios, por muy pequeñitos que sean, van a haber cambios y tengo que saberlo. Tengo que dejar ese espacio para jugar con los números. Los números, si bien es cierto, la matemática es exacta, pero nosotros tenemos que saber jugar con ellos. Dejar ese espacio que nos permita maniobrar cuando alguna situación se presente.

El riesgo financiero puede jugar a favor o en contra de la empresa. Pero si yo maniobro los números y me dejo un espacio para hacerlo vamos a salir bien de eso, pero hay que tenerlo en cuenta cuando se hace sobre todo una inversión grande. Cuando hay un capital que se ha pedido a banco, cuando yo he invertido en algo, que yo dejé algún bien, vendí algún bien y dije bueno, voy a, ejemplo voy a rehipotecar mi casa y con esa rehipoteca, con ese dinero, voy a empezar una empresa. Entonces ahí tenemos que tener cuidado porque ahí se ponen en riesgo nuestros bienes en los activos que tenemos como empresa.

Luis:

Sí, te haré una pregunta ¿cuántas veces hemos escuchado decir de un emprendedor o de un dueño de empresa me he quedado sin dinero? Ya no sé cómo seguir adelante porque no estaba consciente de los costos y gastos que esta empresa, me explico, lo que realmente la empresa necesita. ¿Cuántas veces hemos escuchado eso?, yo no sé si tu has tenido esa oportunidad.

Tatiana:

infinidades de veces. Infinidades de veces es porque nosotros empezamos esta conversación diciendo tengo que hacer un análisis de mercado, pero previo a eso, yo tengo que hacer un análisis de mi inversión. Yo tengo que estar clara. Esto es lo que tengo para invertir. Esto es lo que me cuesta. Siempre, siempre vamos a tener costos y gastos. Entonces yo tengo que saber qué necesito para que el proceso de lo que yo quiero hacer se dé y eso me traiga un resultado. Y sobre ese resultado, entonces yo voy a obtener beneficios, pero yo tengo que hacerle un análisis a mi inversión. Yo tengo que decir esto es lo que tengo para invertir, estos son mis gastos y esto es lo que me puede dar y en cuánto tiempo me va a dar lo que quiero.

Porque de nada sirve que nosotros digamos bueno, yo voy a invertir en esto y a lo que salga a la suerte. ¡No! tenemos que estar claros con lo que el resultado que esa inversión nos va a dar, que implicaciones puede tener. A evaluar cómo yo puedo ser mejor en un tema de costos y gastos. Todo ese mapa hay que conocerlo, hay que conocerlo, porque si no, cuando algo se me desajuste en el proceso voy a querer desistir y no es la idea.

Luis:

Excelente. Bueno Tatiana nosotros siempre en nuestros episodios pedimos que los invitados les den a nuestros oyentes ciertos tips por lo menos para el público en general ¿qué podrías decirles a ellos?

Tatiana:

Para todas las personas, primero creo que abordar el tema de los sentimientos. Tenemos que ser empáticos, tenemos que ser empáticos en el sentido de saber que cuando alguien emprende o invierte está haciendo un esfuerzo por hacer algo que él/ella cree que puede llenar una necesidad.

Entonces, hay que ser un poquito empáticos. Quizás al principio no todo sea de maravilla y la empresa va a ir ajustando o el emprendedor irá ajustando en el proceso para ser mejor. Pero tenemos que saber que hay un esfuerzo detrás de lo que hace.

Segundo, yo soy muy de apoyar lo nacional, lo que es de tu país, apóyalo. Apóyalo porque eso es lo único que va a hacer que la economía se mueva y más después de todo lo que ha pasado con la pandemia. Cuando nosotros inyectamos en nuestra economía en algún momento eso tiene un retorno hacia nosotros y eso va a traer un impacto positivo sobre toda la sociedad. Y por último, saber que yo soy muy fanática de las compras con propósito. ¿Esto qué quiere decir? que yo compro con un propósito. Si bien es cierto, está bien que todos compremos, pero hay que comprar sabiendo que eso me va a retribuir algo, que eso me va a llenar algo, que eso va a cumplir una necesidad y no comprar por comprar, porque entonces en el camino podemos desilusionarnos y es porque no hacemos una evaluación de que realmente necesito.

Luis:

A ver, y ¿qué le dirías a los nuevos emprendedores y dueños de empresa?

Tatiana:

¿Qué les diría? Para adelante. Hay que esforzarse tanto, hay que hay que siempre hacer las cosas, yo fiel allí, hay que hacer las cosas con amor, darlo todo. En el camino se va a presentar dificultades, pero si le ponemos el corazón va a salir adelante.

Siempre saber que nuestra inversión va a generar una ganancia. Pero no solamente tenemos que enfocarnos en el tema económico, ¿en qué voy yo a recibir? sino que esa inversión se traduzca en crear una comunidad, en crear una familia, en hacer un lazo con el cliente. Yo siempre he dicho que cuando uno crea ese lazo con el cliente, el cliente sólo, él solo te va a ir refiriendo hacia otros más y vas a tener lo que yo le llamo ingreso pasivo.

Te fuiste de boca en boca, te fuiste por referencia y no hay mejor venta que la que se hace por referencia de otro cliente. Esa es la mejor. ¿Por qué? Porque tú sabes que ese cliente cuando llega a ti te va a decir “hola, vengo recomendado por tal persona” y eso siempre hay que agradecérselo a nuestros clients, por eso es que yo creo en que uno tiene que ir más allá de la venta, crear una comunidad, una familia.

Adicional a eso siempre tenemos que invertir en nosotros, en nuestros conocimientos, estar día a día en las cosas que están cambiando. Hace mucho tiempo pasamos a hablar de la globalización, pues la globalización ya está aquí y las cosas cambian al segundo. Siempre hay que estar en continuo aprendizaje, porque al final el conocimiento es una inversión para nosotros, una inversión en tí y que vale la pena al final.

Luis:

Como final, ¿qué le dirías a nuestro querido gobierno?

Tatiana:

Bueno, el daño que ha causado la Pandemia en todos nosotros de alguna manera ha sido fuerte. Fuerte porque cambiaron nuestros pensamientos, cambiamos como sociedad, todo ha cambiado. Entonces yo siento que ahí es la parte donde los gobernantes, que al final el gobierno es una empresa, es una empresa pública que trabaja para una nación, para un país. Hay que gobernar desde lo desde el corazón, haciendo las cosas, tratando de reparar todo el daño que sea que se ha plasmado con esto de la pandemia. Hacer leyes que generen inversión, que apoyen al emprendedor, que den ventajas que realmente sean significativas para que todo esto en conjunto mueva la economía.

Hacer leyes que ayuden a la protección del empleo por lo menos aquí en Panamá la tasa de desempleo pasó de un 7- 8% a un 14-17% es mucho. Entonces, esas son cosas que yo creo que han pasado a nivel mundial, porque muchas empresas han tenido que cerrar. No aguantaron estos cierres, estos bloqueos que han sido el arma de los gobiernos para para disminuir un poco los contagios y todo lo demás pero eso ha hecho que las personas tengan que cerrar sus negocios y muchas otras personas se han quedado sin empleo.

Hay que trabajar un poquito en la protección del empleo, en el apoyo a la inversión y en disminuir todos estos temas que conlleva un riesgo social que se han visto reflejado en muchos países. Los números de casos de cómo la sociedad ha empeorado en temas de corrupción, en temas homicidios, violencia familiar, o sea, hay muchas cosas que tenemos que tratar de que los gobernantes en sí tienen que tratar de proteger a la sociedad, proteger a su país.

Luis:

¡Sí!, excelente. Estoy totalmente de acuerdo con lo que acabo de decir. Esta conversación ha sido rica y llena de información. Espero que les hay gustado.

Gracias Tatiana por compartir tu tiempo con nosotros y esperemos tener otra charla prontamente.

Tatiana:

Claro que sí. Gracias a ti Luis y espero que les haya gustado el tema, que sea de conocimiento, de enriquecimiento para ustedes y pues cuando quieras a la orden.

Share it!